Sunday, December 11, 2005

In the Company of Women

Ayer, I sat in a circle with other Latina women. I was the youngest. Everyone in the circle called me senorita, which always makes me laugh because that word, that title makes me think of virginity and white veils , something I will have no part of. The topic was non-violence but we were asked to recount and share personal experiences of violence. I was uncomfortable. It's not that I 'm shy. I have no problem opening my mouth to talk about the attempted rape by an ex-boyfriend, my mother beating me with a belt, chancleta or whatever else was handy, about my sister pulling knives on my mother and me, about the violence I have committed against myself, about the time el Cubano slapped me when I was going down on him in the shower, about being arrested, about the violence I feel in being here when I don't belong here and how now because of war and occupation I really don't belong anywhere. See? That wasn't hard at all. In fact it was probably harder for you to read. I was uncomfortable because I didn't feel connected to these women. Women who complained that to them violence was having to do the laundry when they didn't feel like it, or how they felt abused when their spouses raised the volume on the television.

I was told I needed therapy by a psychologist who was sitting in the group. That was their response to my history of personal and political violence (same thing really). As soon as I saw an opportunity to slip away, I did, saying I had to use the bathroom. I peed, ordered myself a glass of red wine and smoked a cigarette and never returned to that circle.

7 Comments:

Blogger nicolececilia said...

wow mala esto me tocó. por dos razones. me recuerda a las luchas de las feministas negras que en los 70 no se identificaban para nada con las feministas burguesitamente blancas. tu argumento es totalmente válido y me solidarizo, y creo que esas violencias que tú te atreves a nombrar hay que conversarlas. este semestre tuve una experiencia con mujeres totalemente diferente. en BC dirigí por el ciclo escolar un coloquio de mujeres. podíamos hablar de lo que nos diera la gana. para mi sorpresa, en la segunda reunión que tuvimos ellas decidieron hablar de violación. fue espantoso confirmar las estadísticas. de las 9 mujeres en la sala, 9 habíamos sufrido algún tipo de violencia sexual durante nuestras vidas. fue catártico, todavía estoy buscándole significado a esta experiencia. sin embargo, tampoco me atrevo a abandonar a estas señoras que tú retratas aquí, burguesamente católicas, de seguro. mala, aunque tu experiencia de ciudad sea más violenta en términos dramáticos, anunque las raíces de la violencia que tú has experimentado necesitan mucho más que terapia para resolverse porque no son tus problemas si no los problemas de la sociedad, tienes que reconocer que es un paso importante para la liberación de estas doñis aburguesadas el hecho de que puedan reconocer la violencia en el volumen del televisor. esas son las que yo llamo 'violencias cotidianas' y no hay que menospreciarlas (como ellas no debieron menospreciar tus violencias urbanas). nosotras diariamente estamos bajo los efectos de la violencia, auqnue sea en esas acciones pequeñitas que tienen los hobmres que uno quiere para con nosotras y la mayoría de las veces ni nos damos cuenta. independientemente de qué haya hecho mi padrastro hace diez años, yo también me siento violentada cada día por el volumen del televisor.

12/12/2005 08:54:00 AM  
Blogger nicolececilia said...

quise decir 6 de las 9

12/12/2005 08:55:00 AM  
Blogger fiercelyfab said...

estoy de acuerdo con nicolececilia--estos problemas, como e querido decirlo de una manera menos articula que nicole es que la depresion, o/e recuperamiento de una vida con muchas experiencias de violencia, sea interpersonal or social/institucional require mucho mas que "terapia". Terapia es una manera para el individuo "sanarse" pero onde esta la terapia para la sociedad y las demas personas colectivas?

12/12/2005 03:04:00 PM  
Blogger Luis Henao said...

Mala tiene ovarios y eso me encanta, ovarios para hablar de su vida y para orinarse (u orinar e irse) en un circulo de mujeres que hablan de violencias como freaks shows. El problema no es el circulo, el problema es la mascarada de falsa y doble moral que abunda en nuestra sociedad.

Y como nicole dijo, smells like a catolicismo spirit

12/12/2005 05:21:00 PM  
Blogger Ms.Maegan said...

Gracias mujeres y hombre por your perspectives ( I have to write this in Espanglish in order for all the words to come out). Estoy de acuerdo, mi intencion es abandonar una conversacion entre mujeres de todas clases sobre la violencia, aunque si abandone esa conversacion actual. Acepto que mi post puede leer como un juego en las Oppression Olympics.

Si Fabulosa....alli esta mi pregunta tambien....no niego que me hace falta terapia (writing is therapy though no?) pero la terapia pa' la sociedad...como se hace eso?

Puede ser que como fui criada en ese mismo ambiente de Catholicism que cuando huela algo asi me da ganas de irme al bano.

12/13/2005 09:11:00 AM  
Anonymous Anonymous said...

just to add another perspective, perhaps it was suggested that you needed therapy, because they know that society isn't really changing, so they are just doing what they can ... offering a way you can "help" yourself, ie therapy.

12/13/2005 01:06:00 PM  
Anonymous Jennifer Woodard Maderazo said...

A lo mejor todos necesitamos terapia, pero quienes son estas personas para decirtelo? eso a mi en si me parece una barbaridad. si se trata de compartir experiencias y no juzgar, marginarte asi no me parece nada bien. hiciste bien en ir al baño...

a mi me pasó exactamente lo mismo alguna vez pero en un contexto muy distinto. nunca lo olvidaré porque aquellas palabras estúpidas me cambiaron la vida. no hagas caso, amiga.

12/15/2005 12:08:00 PM  

Post a Comment

<< Home